Introducción del Agua Potable en Totolapan – Años 60’s

 

TRANSCRIPCIÓN DE LA NARRACIÓN DEL SR. GREGORIO MEDINA MARTÍNEZ (GMM) ORIGINARIO DE TOTOLAPAN, ESTADO DE MORELOS

DESCRIPCIÓN DE LA INTRODUCCIÓN DEL AGUA POTABLE EN LOS AÑOS SESENTA

Narración del 19 de julio del 2014 a las 12:12 horas

Entrevistador: Federico Meixueiro Trejo

GMM: Mi papá fue Presidente Municipal del (19) 67 al 70. Y entonces, él vio que aquí en el pueblo pues una de las necesidades en ese entonces más importante, era, pues, el agua potable. Ya que él de niño, de joven pues iba –usted si conoce los jagüeyes. Iban a traer agua a los jagüeyes, pero no alcanzaba así que iban a unas pozas más grandes que tiene la barranca y pues allí. Entonces, a raíz de eso él decidió gestionar y en la época de Luis Echeverría logró que la trajeran.

ENTREVISTADOR: ¿La entubaron?

GMM: Lo primero era conseguir de dónde el agua. La querían traer del Popo, pero los ingenieros dijeron que el agua era muy poca para que hicieran una tubería desde allá para acá. Entonces pues aquí Totolapan, tiene agua. Pasa por aquí mucha agua, porque, le vuelvo a repetir, mi papá se interesó y trajeron perforistas e hicieron agujeros por acá y por allá.

Y uno de esos perforistas como a los 7 u 8 meses le manda una carta a mi papá diciendo que rascaran de donde él había perforado, un metro hacia donde él quisiera, allí como a sesenta y tantos metros estaba el agua.

ENTREVISTADOR: Entonces a sesenta y siete metros estaba el agua….

GMM: Pero el detalle es que ordenaron echar paja allí y fue a salir a un balneario. Y ésta cuestión hizo a que de la noche a la mañana taparan el pozo.

ENLACE MUNICIPAL: Y eso pasó también cuando llegaron los otros…creo que había movimiento para que no llegara el agua aquí sino que se fuera a….

GMM: Y lástima, porque ¿no te enseñó mi papá la carta que le mandaron de (no se entiende)? En ése entonces, ya andaba hasta por Chihuahua el perforista.

ENTREVISTADOR: ¿Pero ya no vino de allí el agua?

GMM: No ya no. Después él la gestionó de, ¿usted sabe el Asturiano, verdad? En el Asturiano, pues ese rancho se dice que fue de Díaz Ordaz.

ENTREVISTADOR: Son los límites del Estado de México y Morelos.

GMM: Ajá, entonces, pero estaba a nombre de su tío, de Díaz Ordaz, el rancho. Y mi papá a través de mucho tiempo juntó a los presidentes de Tlayacapan, de Tlalnepantla y de Atlatlahucan y Totolapan cuando él fue presidente porque él, como quería agua para Totolapan, preguntó que pues, donde eran las gestiones, y le dijeron que Salubridad se encargaba. Fue y vio pues qué se necesitaba y Salubridad le dijo que ellos se encargaban, en ese entonces, pero en poblaciones de hasta 500 habitantes y pues Totolapan ya rebasaba de los 500 habitantes.

Y entonces, ¿cuál es la otra dependencia? La otra dependencia en aquél entonces era la Secretaría de Agricultura y Recursos Hidráulicos. Y entonces fue con ellos y solicitó pero allí le contestaron que ellos se encargaban pero arriba de diez mil habitantes y entonces Totolapan no tenía…

Entonces se le vino una idea: se juntan los pueblos y hacer un solo núcleo. Y entonces se empezaron a buscar a esas funciones, pero pues lógico, terminaron sus tres años de gobierno y pues dejaron de ser presidentes. Pero ellos se volvieron a reunir y no dejaron caer, o sea hicieron un comité de pro-agua potable. Y siguieron la lucha hasta que les … ¡ah! Pues allí con el (no se entiende) cada ocho días, mi papá les publicaba un reportaje, que se habían reunido los presidentes, los ayudantes, de todas las comunidades que abarcaba, pues decían que cómo era posible porque allá lo que antes regaban eran aguacates y tenía tres pozos…

ENTREVISTADOR: ¿Donde está el Asturiano ahora?

GMM: Si. Si se dan cuenta cómo era posible que para regar plantas de aguacates hubiera líquido y

GMM: Para la gente no, y entonces duro y duro y duro….y pues, por allí había un señor así que era licenciado, y trabajaba allá en México y se hizo compadre de mi papá y le decía: ya no te metas con el gobierno porque eso es muy peligroso, esos no se andan con….y mi papá dijo pues si me toca, pues me toca. Al último les dio once metros cuadrados, once por once y que allí rascaran el pozo y que si no salía efectivo: no, les daban un pozo de los que ya estaban usados. Allí hubo bastante agua

ENLACE MUNICIPAL: Y creo que todavía hace poco, sigue proveyendo

GMM: Pues la verdad es que yo ya no supe lo que pasó. Incluso aquí Totolapan tenía día y noche agua. Y sobraba agua. Si por allí platica con alguien, por allá de los ochentas u ochenta y cinco.

ENTREVISTADOR: ¿Y esto cuándo se lo platicó su papá?

GMM: Yo lo viví con mi papá (no se entiende). No pues yo veía acá las reuniones, a veces iba yo con él a otros pueblos.

Acerca de admin

Hola, soy Federico Meixueiro, estudio los prerrequisitos del Programa de Doctorado en Bibliotecología y Estudios de la Información en la UNAM. Este sitio es parte de mi proyecto de investigación de la Maestría en Dirección Estratégica de las TIC en el INFOTEC-CONACYT.
Esta entrada fue publicada en Leyendas. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 − 14 =